Amigos y seguidores

27/4/17

Casa Vicens de Gaudí


Hablábamos el otro día sobre el Arquitecto Antoni Gaudí y me acordé que en uno de nuestros paseos de los jueves pasamos por la Casa Vicens, en la calle de Las Carolinas, en el barrio de Gràcia de Barcelona. No me gustan mucho las fotos que hice, porque el día estaba nublado y no se aprecian bien los colores de los azulejos de este edificio, que es muy colorista y se merece mejores tomas.

El estilo de este edificio no es el más característico de Gaudí, eso se debe a que es uno de sus primeros proyectos importantes tras su licenciatura, con un marcado estilo oriental inspiradas en el arte islámico mudéjar y nazarí, aunque apunta el modernismo en la utilización de cerámicas y forjados.



El que hoy es el barrio de Gràcia, antes era una Vila independiente de Barcelona, con Ayuntamiento propio. En ese lugar, Manuel Vicens i Montaner, no se sabe si propietario de una fábrica de cerámicas o corredor de Comercio, quiso construirse una casa de segunda residencia alejada de la ciudad e hizo el encargo del proyecto al joven Antoni Gaudí. 
Se construyó entre 1883 y 1888.


Las rejas de carácter modernista tienen un cierto estilo neogótico, mientras que la fachada del edificio posee una composición tradicional, con predominio de la simetría, algo que desaparecería en las posteriores obras de Gaudí, utilizando más las líneas curvas. 


Parece posible que el Sr. Vicens fuera empresario fabricante de azulejos, ya que queda patente el uso de cerámicas, que dota de mucho colorido a todo el edificio y que lo hace peculiar.
Las figuras de piedra son obra del escultor Llorenç Matamala, que años después Gaudí nombró encargado de realizar las esculturas de la Sagrada Familia, así como el San Jorge y el dragón de la Casa Botines en León.


Los azulejos llevan el dibujo de unas flores, los llamados clavelones de la India o Tegetes erecta de color amarillo.


Piedra, ladrillo rojo y azulejos son los elementos que decoran la fachada de la casa.


La reja exterior está formada por hojas de palmito, de hierro colado, que se extienden por todo el perímetro, en cuadrículas.


Chimeneas culminan el edificio y una torre miravete.


Una perspectiva del miravete desde abajo que muestra la belleza arquitectónica de esta Casa Vicens, que quedó atrapada entre edificios nuevos y que ahora se prevee rehabilitar y abrir al público. Si es así, me encantaría visitarla por dentro y aprovechar para hacer mejores fotos de su exterior.

8 comentarios:

  1. ¡Qué chulas las fotos! Por cierto, muchas felicidades, Montse, que hoy es tu santo! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no estoy muy contenta de estas fotos, de tus felicitaciones sí ¡mil gracias, Elvira y muchos besos!

      Eliminar
  2. No tengo ni idea de que acabo de tocar al entrar en tu blog, pero se ha desconfigurado el teclado y no soy capaz de poner tildes. Arg.. Disculpame por ello.

    Gaud'i es un arquitecto que me tiene fascinado. Me parece que estamos hablando de alguien pionero e inovador, con un talento impresionante. Merece totalmente la pena pagar por entrar a ver sus casas y conocer a fondo su obra. Una pasada de tipo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya, parece que al final has podido arreglarlo, menos mal!

      Totalmente de acuerdo con tu opinión sobre Gaudí, un genio sin duda alguna. Por supuesto, en cuanto se pueda entrar en esta casa ya me tienes allí, jeje.
      Me alegro que te haya gustado, Holden.
      Besitos.

      Eliminar
  3. Cuanta riqueza de detalles tiene esta fachada, se ve bien lo colorido que es a pesar del día nublado, se nota que es de Gaudí en algunos elementos, tiene que ser un disfrute verlo en directo.
    Un abrazo
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un edificio precioso y poco conocido, pero si que tiene elementos del estilo de Gaudí. He leído que lo quieren abrir al público en otoño ¡por dentro debe de ser increíble! así que me muero de ganas de ir a verlo ¡ya os contaré, jeje!
      Muchos besos.

      Eliminar

Bienvenido/a a "I SENSE BOTANIC"
Puedes decir lo que quieras siempre que sea respetuosamente.

¡Muchas gracias por dejar tu opinión!