Amigos y seguidores

5/12/16

Juego Viajar 14


Si algo me gusta son los faros. He visto unos cuantos de los numerosos que se encuentran en nuestras costas, desde el Atlántico hasta el Mediterráneo, pero no conozco ninguno de estos tres.
A ver si vosotros sí los conocéis 
¿Dónde se encuentra cada uno de ellos?


Solución : Faro del Puerto de Almería, 
Faro del Cabo de San Agustín en Asturias y
Faro de Navidad en Cartagena.

Acertantes : JUANRA, HITLODEO, TERESA y 
NOITE DE LUNA (3 puntos cada uno), RAÚL (2 puntos)

1/12/16

Mucho o poco


En los comienzos del blog hice una sección con la etiqueta de "Qué prefieres" en la que comentaba las dos caras de la moneda sobre un tema y se me quedaron por ahí, perdidas en ese mundo de mi pc que ni yo misma entiendo, estas dos fotografías para hacer una pregunta.

El primer gatito está nadando en una piscina, un poco asustao diría yo, pero es que eso nadar en la abundancia debe de ser muy estresante y además seguro que suscita muchas envidias. El caso es que él no tiene problemas para llegar a fin de mes, no como el otro gatito, el que arrima la lengua a las gotas de agua que aún caen del grifo ¡ay, vivir con lo justo es duro hasta para un gato!

Seguro que habríamos elegido al gato que nada. Pero no era esa la cuestión...


La madre de mi mejor amiga, cuando yo era una jovencita, o sea en la época del patapám, nos dijo una vez, después de vernos cantar y bailar un tema de moda toda la tarde sin parar "Acabad, que lo poco da gusto y lo mucho cansa"
No la entendí muy bien entonces ¡ay, loca juventud!, pero a medida que pasa el tiempo cada vez me aburren más las cosas repetitivas.

Pero tampoco es esa la cuestión. La cuestión es si es bueno tener mucho o poco, mucho dinero, fama, prestigio y todo eso que tienen algunas personas o no. ¡vaya, parece que hemos cambiado de opinión! porque en ese caso nos quedamos con el gatito de la gota de agua, el que tiene poca pero la vive, la disfruta, se deleita con ella y no necesita tener mucho para ser feliz.

Yo me quedo con lo poco, que más vale poco y bueno que mucho y malo, o eso dice el refrán.

28/11/16

Juego Viajar 13


¡Hoy es mi cumpleeee!
Si, si, y no un cumple cualquiera, que hago un número redondito y para celebrarlo, de manera virtual ya que no puede hacerlo de otro modo y porque soy catalana y me sale gratis, jijiji, os convido a un menú especialísimo en el juego de hoy, que es el número 13 ¡uf, menos mal que no soy supersticiosa!

El menú consiste en un aperitivo (con una foto mía!!), una comida, postre y café.

Hay que decir de qué país europeo es famoso cada uno de los componentes del menú y para los más atrevidos o los que quieran conseguir un punto más ¿Cúal es el que creeis que yo no he probado "in situ" porque no he estado allí?


Solución :  Vermut (Italia), Salchicha frankfurt (Alemania),
Bombones (Suiza y Bélgica) y Café irlandés, que no he probrado (Irlanda)
Acertantes : HOLDEN, RAQUEL y HITLODEO (3 puntos), JUANRA y RAÚL
(4 puntos), NATURAMIGO (5 puntos) y ANA (2 puntos)

24/11/16

Pasaje de Tubella


El Passatge de Tubella se encuentra en el barrio de Les Corts de Barcelona, entre las calles Novell y Evarist Arús, y está formado por un grupo de 18 casas de planta baja, un piso y un pequeño jardín a la entrada.
En la fotografía, tomada desde la calle Tubella y atravesada por la calle Novell se ve, al fondo, una de las entradas y más al fondo los edificios de la calle Evarist Arús.


El propietario de los terrenos, Joan Tubella, en vista de que el barrio estaba urbanizándose cada vez más a causa de la industrialización de la época y viendo un buen negocio el hacer viviendas en él, hizo construir, en 1925, veintidós casas todas iguales, para que el coste fuera menor y se realizaran en poco tiempo.



En un principio eran de una sola planta, pero se modificó el proyecto haciéndolas de planta baja y un piso, con un cierto estilo inglés y fueron los trabajadores cualificados de las empresas y fábricas que surgían en el barrio los que las adquirieron.



Estas casas con ese estilo inglés entre modernismo y clasicismo, cuentan con el toque personal que cada uno de los propietarios les ha dado a lo largo del tiempo, lo que todavía incrementa más su singularidad.


Me gusta observar los detalles de cada una de ellas.


He hecho un collage con tres ventanas ovales.


En la década de los años 70, en plena especulación urbanística, se derribaron cuatro de las veintidós casas para construir un bloque de pisos. 
Menos mal que eso se pudo detener y actualmente las 18 casas que quedan están consideradas un bien cultural de interés local.


Para mí, descubrir estos pasajes de Barcelona hace que me transporte a otra dimensión, es como estar, por unos momentos, en otro lugar y en otro tiempo. Es una extraña y agradable sensación.


Y aquí llegamos al final del Passatge de Tubella, en esta foto vista desde la calle Evarist Arús hacia la calle Novell. Como podéis observar, al fondo se ven los edificios altos que rodean el pasaje.