Amigos y seguidores

25/7/14

Villa Amèlia y Villa Cecília : Una dríade y una ahogada


De paseo, uno de esos jueves, nos fuimos a dos jardines muy especiales que hay en el barrio de Sarrià de Barcelona, dos rincones de armonía vegetal en donde disfrutar de una tarde tranquila ¡y con mucho verde!

Originariamente gran parte de ambos formaban un único jardín, llamado Villa Amèlia, que el empresario Ignaci Girona hizo construir para su esposa Amèlia. Después pasó a ser propiedad del Ayuntamiento de Barcelona y años más tarde, junto con el otro jardín, el de Villa Celícia,  formó dos jardines públicos apenas separados por una calle y que conservan sus nombres de Villa Amèlia y Villa Cecília, aunque no las superficies originales.



Los jardines de Villa Amèlia cuentan con numerosos árboles centenarios, palmeras, plataneros y pinos, así como arbustos y este rinconcito romántico, con su puente y todo.



Lo más destacado es el estanque circular situado en el centro del jardín, con plantas acuáticas y rodeado de un gran parterre de mirtos. Lo preside una estatua que representa una dríade, una ninfa del bosque.



La joven dríade se eleva, menuda y esbelta, en la isleta central.


Y nos envuelve con su delicada belleza en bronce, alzados los brazos como si realizara una danza.


Los jardines de Villa Amèlia se extienden en diversos paseos para caminar o ir en bici, como este que nos lleva a la salida, la que comunica con el otro jardín, el de Villa Cecília.


En la entrada de los jardines de Villa Cecília hay esta escultura, un remolino de hojas metálicas de Ginkgo entrelazadas y formando un arco que da la bienvenida a los visitantes.



Nada más entrar, a la izquieda y rodeando la propia muralla de la antigua finca, nos encontramos con un estanque o canal de agua rectangular y en él, a la pobre "Ofèlia ofegada" (Ofelia ahogada)


"Ofèlia ofegada" es obra del madrileño Francisco López Hernández, una escultura en bronce, a tamaño natural, que el artista realizó en 1964 especialmente para este jardín por encargo de los arquitectos y que representa a la Ofelia de Shakespeare y su dramático final.


Os aseguro que verla así, yaciendo sobre una plataforma, con las ropas y el pelo mojados y flotando en el agua, impresiona y mucho.



Los jardines de Villa Cecília eran una finca rural, propiedad de Eduardo Conde, fundador de los almacenes "El siglo" uno de los primeros centros comerciales de gran superficie en Barcelona y de su esposa Cecília.

El edificio de la fotografía era su residencia, ahora es la sede del Centro Cívico Casal de Sarrià.



El resto de los jardines lo forman un conjunto de caminos bajo la sombra de los pinos, tilos y pimenteros falsos, y espacios abiertos como esta placita para juegos infantiles, en donde vemos estos curiosos bancos que evocan patines, diseñados por los arquitectos que remodelaron los jardines y que recibieron, en 1986, un premio FAD por ellos.



No me extraña que les dieran un premio por este diseño ¡forman caritas!

13 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Sí, en especial por esas dos esculturas entre la vegetación, ambas llenas de sutileza.
      Un besito, guapetona.

      Eliminar
  2. Que bonito para pasar la tarde por ahí, mirando a la escultura, al frescor en algún asiento. Sí que impresiona la Ofelia ahogada.
    La zona de las palmeras me recuerda a un paseo de mi ciudad que se llama el Camino de las Peras, creo que en esas villas me sentiría como en casa, jaja.
    Un abrazo, ¡feliz día!
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien chulo debe de ser ese Camino de las Peras también para pasear y disfrutar de una tarde relajada, y es que la naturaleza tiene eso, que aporta mucha placidez.
      Un besito, guapa.

      Eliminar
  3. Amiga, estoy contigo de paseo!... Espectaculares paisajes, vegetación, y el diseño de los bancos de la placita, que encontré muy creativo hacerlo con forma de patines cada banco (o skates?), además con colores atrayentes para los niños, y sobretodo el recorrido relatado tan hábilmente por ti. Si son impresionantes las esculturas por si mismas, me imagino cómo será el verlas directamente, especialmente la ahogada...increíble trabajo artístico. La primera es una niña desperezándose en la mañana...al menos así la veo yo.

    Felicidades y un abrazo mayúsculo, lleno de cariño para ti!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado el paseo, siempre es agradable ir a los parques, ver jugar a los niños, pasear a los mayores y disfrutar de esa tranquilidad que se respira.
      La escultura de la dríade, la niña desperezándose, es la que puse en el Fotoblog, aquí la puedes ver mucho más cerca ¡tiene una cara lindísima y dulce!
      Pensé en tí y que esta entrada te gustaría :)
      Muchos besos y abrazos llenos de cariño.

      Eliminar
  4. Delicioso paseo, Montse. Me ha parecido un sitio hermoso y muy romántico.
    Me pregunto si visitas a menudo este lugar, o con esto de "los jueves de aventura" estás descubriendo nuevas maravillas.
    Por cierto, los jueves deben tener un aliciente enorme para las dos, ¿no? jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una de esos paseos fotográficos de los jueves y lo cierto es que descubrimos muchas cosas nuevas, vemos como otras han cambiado y recordamos aquellas que siempre están ahí, es algo estupendo, nos lo pasamos muy bien y caminamos mucho, ya ves, estos jueves tienen su encanto.
      No sé tu, pero yo ya voy contando (la cuenta atrás) los días para las vacaciones!!
      Mil besos, JuanRa.

      Eliminar
  5. Muy bonito. Aunque tienes razón con lo de Ofelia, en la primera foto pensé que era una persona de verdad que estaba tumbada encima de una tabla en el agua. No pensé que estuviera muerto/a, no creo que seas tan sádica, pero me vino a la cabeza un sin techo.
    Maravilloso paseo el que he dado de tu mano.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa escucltura de Ofelia muerta impresiona un montón, porque nada más entrar al parque te la encuentras así, como la ves en la primera foto.
      No sé, no sé, pero algo de malilla si que tengo, jiji.
      Besos atrasados.

      Eliminar
  6. Que maravilla de jardines. Entran ganas de ir a pasear todos los días. Y los bancos son muy cuquis ;)

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los bancos son de lo más chulo ¡si hasta tienen carita y todo! jaja.
      Besitos.

      Eliminar

Bienvenido/a a "I SENSE BOTANIC"
Puedes decir lo que quieras siempre que sea respetuosamente.

¡Muchas gracias por dejar tu opinión!