Amigos y seguidores

25/1/12

Balcones



Un día os hablé de la fascinación que me causan las VENTANAS y hoy os presento esta pequeña colección de BALCONES.

Esas pequeñas parcelas que salen al exterior, como un asomo de la vida cotidiana que se abre a la calle para visualizar el fluir de las gentes, para sentirlas y formar parte del paisaje urbano. 

Salir al balcón es dar un paso hacia adelante, es abrirse al mundo cuando te asomas, es proclamar que estás dentro de ti proyectándote hacia los demás.


Saludar a la vecindad, ver el tráfico y a los transeúntes, saber cuando llega el cartero o cuando amenaza lluvia... la vida bajo tu balcón.




Los balcones urbanos, lujosos y austeros de gran ciudad o los balcones sencillos de pequeñas localidades.

Unos son adorables, con sus visillos y llenos geranios que rodean el rectángulo y otros ponen las persianas apoyadas en la baranda para dejar pasar el aire y la luz.




En las calles estrechas y angulosas del pueblo o en la Plaza Mayor, sitio de privilegio, sobre los toldos de las cafeterías y los bares, en donde se disfruta de más público que juzgar o que te juzga.



Balcones que han sido restaurados, pintados, rehabilitados, modernizados, ya sea por influencia de las modas o por un vano intento de dejarlos más bonitos.



O aquellos otros que dejan pasar el tiempo, un tiempo que pasó y dejó su huella entre las piedras, los frisos las molduras y los relieves que un día los embellecieron. 





Balcones con su historia al aire libre y que se descubren si miras hacia arriba al caminar.

10 comentarios:

  1. Montse, comparto tu fascinación por los balcones. Yo ahora tengo en mi nueva casa más que un balcón, una terraza enorme para disfrutarla con el buen tiempo. 200 metros delante hay otro edificio lleno de terrazas como la mía. Se presta mucho al juego de ver y ser visto, como tan bien recoges en esta entrada. Estoy segura que más de una historia se me va a ocurrir desde mi nueva terraza. Antes era el jardín y los árboles los que me inspiraban, ahora serán las vidas de los de enfrente :-)))

    Besitos y enhorabuena por la colección de balcones. Me ha encantado (me quedo con el primero. En Madrid no se prodiga el Modernismo y quizás por eso me atrae tanto)

    ResponderEliminar
  2. Qué entrada tan bonita, Montse y qué bonito lo que dices sobre los balcones. Ya tenemos una cosa más en común, nuestra fascionación por los balocones. Balcones de todo tipo, no terrazas.
    Cuando voy caminando por mi ciudad, siempre me gusta mirar hacia arriba y observar los balcones, a ser posible los antiguos. Los hay preciosos. Da igual que sean ricos en adornos o que sean sencillos, normalmente estos últimos siempre estan adornados por macetas preciosas.
    A mi hija le gusta mucho la fotpgrafía y hace poco me trajo las fotos de unos cuentas balcones de Albarracín, una maravilla..
    Me encanta ese de color mostaza y verde.

    Un besito

    ResponderEliminar
  3. Qque preciosa entrad Montse, a mi también me gustan mucho los balcones y ventanas y yo he tenido la mala pata de no tener ¡mecacho!

    Será por eso que subo la cabeza con facinación cuando veo esas maravillas modernistas, aquí hay algunos, pero sobre todo envidio mucho los floridos, como aquí el clima es extremo no se conservan bien.

    Sabes, el balcón para mi tiene algo curioso; el deseo de hacerme un habitáculo, es como jugar a las cabañitas, anhelo tener un gran balcón florido y una terracita acristada grande para pasarme a "vivir" allí y hacerme mi rincón de artista ¿te imaginas algo mejor para leer, pintar y en definitive crear algo bello?
    Te echo montones de besicos desde el balcón.

    ResponderEliminar
  4. Alice me alegra que tengamos algo más que compartir y también que ahora puedas disfrutar de esas vistas a las terrazas de tus vecinos desde tu nuevo hogar.
    Eso sí, ponte unas buenas cortinas si no quieres que te estén mirando mientras te pones el pijama, jaja....

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  5. Myra es fantástico que coincidamos en eso de alzar la mirada para ver esos balcones y que a ambas nos fascinen.

    Estos que he fotografiado me gustan precisamente porque son atípicos, no los abarrotados de macetas y flores, que son los que más se fotografían y es que yo soy un poco "rara".

    Ya estás poniendo esas fotos de Albarracín en el blog ¡quiero verlaaassss!

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. Es verdad Rosa que ya publicamos, cuando las ventanas, en el blog que comparto "A dos pasos del paraíso" las fotos que nos enviaste ¿te acuerdas?
    Jolín, mira que no tener balcón, qué rabia!! porque montar un estudio con luz natural y buenas vistas debe ser una pasada para una artista ¡ya te veo, ya te veo, jugando tras los cristales, como una niña traviesa, dibujando con el dedido cuando se empaña!

    Mil besicos, guapa.

    ResponderEliminar
  7. Se me ha olvidado comentarte que me encantan los miradores antiguos acristalados, como el de la primera fotografía. Y qué pena me da cuando levanto la vista por la calle y veo un edificio antiguo con uno de esos miradores y en los alto del edificio han construído un añadido moderno..Los prohibiría!

    Otro beso

    ResponderEliminar
  8. Sabes, a mi también me gustan esas balconeras acristaladas de los edificios antigüos, recuerdo a unas amigas de mi madre que vivían en un piso de esos y lo tenían acondicionado como un costurero en donde bordaban y cosían mientras escuchaban la radio y merendaban ¡me encantaba!

    Hace un tiempo, por lo menos en Barcelona, prohibieron construir anexos o añadidos que distorsionaran el conjunto de la fachada, así como la alineación en las calles y otras medidas para preservar el impacto visual en las calles, lo cual me parece una propuesta magnífica.

    Otro besazo!!

    ResponderEliminar
  9. Jo qué bonitos, yo me quedo con las de las viviendas amarilla y verde y roja y amarilla, jejejeje

    ResponderEliminar
  10. Por supuesto Pixel esos balcones son los que más van contigo.

    Besitos :)

    ResponderEliminar

Bienvenido/a a "I SENSE BOTANIC"
Puedes decir lo que quieras siempre que sea respetuosamente.

¡Muchas gracias por dejar tu opinión!